UN DETALLE CURIOSO (de tantos miles), EN LA HISTORIA DEL ARTE. [LA ÚLTIMA CENA DE TINTORETTO].

Y llega esta semana, última del mes de Agosto. Día lluvioso que nos interrumpe la rutina de calor que hemos sufrido este verano. Esto solo significa que la semana que viene hay EXÁMENES¡¡¡¡¡.

Haciendo referencia a algún aspecto de lo que estoy estudiando, nos detendremos en este cuadro:

Ultima-cena-1564-66-VE-San-Trovaso

Tintoretto, Última cena , San Trovaso (Venecia). 1563-1565 http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/a/a6/Tintoret_La_C%C3%A8ne_DSCF2639.jpg/640px-Tintoret_La_C%C3%A8ne_DSCF2639.jpg

En este ejemplo de  Jacopo Comin “TIntoretto” (Venecia, 29 de septiembre de 1518 – Venecia, 31 de mayo de 1594) vemos un DETALLE CURIOSO, sobre todo en el modo de contar esta escena.

Según nos cuentan las sagradas escrituras, fue Judas el apóstol que traicionó a Jesucristo colaborando en el apresamiento de éste, a cambio de un preciado botín. Este episodio de los últimos momentos de Jesucristo, donde principalmente es el origen del sacramento de la comunión cristiana, iconográficamente también muestran ese gesto de traición de Judas Iscariote. Tintoretto no solo se limita a plasmar este detalle, si no que vino ayudada por la incomprensión la cobardía y la pereza.

La escena, tal y como está planteada, invita cuanto menos a la duda, puesto que es difícil identificar al traidor, en el momento que Jesús hace pública la predicción. “¿Será aquel que se ha retirado a una esquina con la escudilla y la cuchara?, ¿o aquel que tiende su mano a la sopera, señalada también por  el maléfico gato?, o el que ha tirado la silla al suelo y se inclina indecorosamente para aferrar la garrafa, que no solo es el único que no tiene aureola, sino que además es el único que tiene una copa, que, por añadidura, está medio llena, aludiendo quizá a los protestantes que querrían comulgar con las dos especies, no solo con el pan sino también con el vino?” [extraído del libro que citaré al final].

Son muchas conjeturas, que hacen esta obra un tanto curiosa (aunque Tintoretto realizó varias veces la escena con similar planteamiento). Tintoretto aporta cierto granito de arena en la concepción del modelo de pintura veneciano, que tuvo cierta influencia en otros artistas europeos con el paso del tiempo. Una interpretación propia de las escenas religiosas, unas ciertas licencias que le hicieron único y de cierta importancia para la historia del arte.

*Espero que os haya gustado la entrada, seguiré recogiendo otras curiosidades mientras estudio, Saludos¡¡¡

ref. Bibliográfica: 

URQUÍZAR, A., CÁMARA, A.[cord.] (2012), El modelo veneciano en la pintura occidental, Ed. Ramon Areces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s