El agua y el origen de todas las cosas

Muchas son las hipótesis, desde un punto de vista científicos, que ven en el agua el medio donde se originó la vida, la actividad biológica. Y es que lo que conocemos como H2O es uno de los elementos indispensables para el ser humanos. La curiosidad me viene cuando nos acercamos a algunos de los mitos que se han desarrollado a lo largo de la Historia, donde el medio acuoso se convierte en el lugar donde brota la vida.

Por ejemplo, en la explicación del origen de las cosas en el mundo egipcio se habla del Nun como la nada que se describe como un medio líquido de donde surgen otros elementos primordiales como fuera el Ben Ben, o la colina primordial. Luego apareció el ruido, ejecutado por el segundo “ente” el pájaro primordial (Ave Benu) que podría ser una garza real o una lavandera egipcia. Luego tenemos la aparición del demiurgo solar, es decir, es cuando nuestro gran astro entra en juego. Cabe decir que se dieron tres advocaciones distintas, dependiendo de su posición en el día: El Sol naciente, aquel que surgía al amanecer, era conocido como Khepri, y se solía representar con forma humana y cabeza de escarabajo, una metáfora referente a la actividad de realizar bolas de estiércol. En segundo lugar, y posiblemente la forma más representativa es la de Re, el sol en posición cenital, cuando se muestra en lo más alto. Recordemos al la figura humana con cabeza de halcón que sostiene sobre ella el disco solar. Y por último tenemos a Atum el atardecer. Este demiurgo (entendemos esta denominación como una entidad impulsora en la creación del universo) es la que crea la primera pareja divina: Shu (el aire) y Tefnut (la tierra). Y así se empieza a crear una serie de divinidades importantes del panteón egipcio.

Pero la cosa no se queda ahí. Para ello nos fijamos en uno de esos filósofos presocráticos (antes de Sócrates) como Tales de Mileto. Este autor que vivió entre el siglo VII y el VI aC, llevó a cabo una investigación sobre la naturaleza. Según nos cuenta Aristóteles, dice que para Tales el agua era el Arkhé, el principio de todo. Hay dudas sobre si quería decir que todo se compone de agua, o si es el lugar donde se originan las cosas. Pero es posible que se fijase en mitologías como la egipcia y la babilónica, y también, a partir de la observación del medio y su abundancia.

Representación Busto de Tales de Miletos, 1877

Representación Busto de Tales de Miletos, 1877

La verdad es que la naturaleza nos aporta imágenes que nos ayudan a imaginarnos todos estos mitos.Islote Na Galera, desde la costa.

Y es que el agua se convierte en algo fundamental en buena parte de los mitos del origen del mundo y de creación, a lo largo y ancho del planeta. Una de estas historias se recoge en el poema de la creación de Babilonia, llamado Enuma Elish que empieza así:

“Cuando en lo alto el cielo aún no había sido nombrado, y, abajo, la tierra firme no había sido mencionada con un hombre, solo Apsu, su progenitor, y la madre Tiamat, la generatriz de todos, mezclaban juntos sus aguas”.

¿Existen muchas historias más, os atrevéis a mencionar alguna de ellas? Podéis empezar por el siguiente enlace.

Saludos,

PaullusHistoricus

 

 

Anuncios

Un comentario en “El agua y el origen de todas las cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s