Descartes: el pensar antes que existir

Con motivo del juego Buscando al personaje PaullusHistoricus, dedico a cada candidato una pequeña síntesis de su vida. Esta es la categoría de “Mentes pensantes de la Historia de la categoría”. ¡No os olvidéis de votar a vuestro personaje favorito!

“Pienso, luego existo”, es una de las frases más conocidas de la historia de la Humanidad, que se le atribuyen justamente a la figura de René Descartes. Y es que este francés del siglo XVII se ha convertido en una de las piezas claves de la historia de la Filosofía. Nació en La Haye (Turena, Francia), y fue el tercer hijo de un consejero de la Bretaña. Desarrolló sus estudios en la famosa escuela de la Fleche, un centro regentado por jesuitas, y posteriormente se licenció en Derecho en Poitiers, hacia el año 1616. Unos estudios de los cuales se llegó a mostrar decepcionado.

Sébastien_Bourdon_-_Presumed_Portrait_of_René_Descartes_-_WGA2948

Retrato de Descartes

Poco tiempo después, abandonó sus estudios y marchó hacia Holanda, donde debía realizar la instrucción militar. Al año comenzó la Guerra de los Treinta Años y se enroló en el ejército del duque de Baviera. Su acción finalizaría el 10 de noviembre de 1618, por uno de los acontecimientos más importantes de su vida, el descubrimiento de una nueva ciencia, es decir de su método. Cesó en su actividad militar y comenzó una época de viajes. Un periodo de nueve años en los que se dedicó a desarrollar su propio método.

En el año 1628 se trasladó a vivir a Holanda, un territorio tranquilo y tolerante que se había convertido en refugio de filósofos. Desde allí pudo irradiar sus pensamientos al resto de Europa. En el año 1633 había terminado de escribir su Tratado del Mundo y de la Luz que contenían sus ideas sobre física. Pero las noticias de condena de Galileo en Roma hicieron que Descartes no la llegase a publicar. Sin embargo, no se resignó, y siguió defendiendo algunas de sus ideas en numerosos escritos. Pensamientos que tuvieron defensores, pero también detractores. Las críticas se desencadenaron en un ambiente hostil, como ocurrió en algunos ambientes universitarios que defendían aún tesis aristotélicas.

Ante el peligro, René Descartes aceptó la invitación de la reina Cristina de Suecia en 1649. Pocos meses más tardes, ya en 1650, fallecía en Estocolmo.

René_Descartes_i_samtal_med_Sveriges_drottning,_Kristina

Descartes en la corte de la reina Cristina de Suecia

Considerado como el padre de la Filosofía Moderna, su proyecto se basa en dos puntos claves. Por una parte la reconstrucción del saber, desde sus próximas raíces, es decir una ruptura con el pensamiento convencional de la época, y  un nuevo inicio; Y en segundo lugar, y no menos importante, en la unificación de todas la ciencias en una sola, ya que todas comparten el mismo método. La duda es el elemento fundamental, y solo se puede aceptar lo evidente, mientras que lo otro se debe comprobar mediante el método.

Hasta aquí esta pequeña síntesis, en la que vemos algunos episodios de la vida del filósofo, la problemática que había para expresar nueva ideas, y su papel fundamental como fundador de la Filosofía Moderna. Os animo a indagar más sobre su figura, y a votar en la encuesta.

Cordialmente,

PaullusHistoricus

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s