Pasteur y su revolución científica

En esta ocasión hablaremos de Pasteur, un personaje que trabajé durante la carrera de Historia, y ahora os comparto en este espacio.

Fotografía Luis Pasteur, de F. Nadar

Fotografía Luis Pasteur, de F. Nadar

Un estudiante modesto que poco a poco se fue apasionando con ciencias a medida que iban alcanzando los diversos logros. Pero ¿quién era Pasteur? ¿Cuál ha sido su gran aportación a la sociedad? ¿Cómo ha pasado a la historia su imagen? Louis Pasteur nació el 27 de diciembre de 1822 en la localidad de Dole, hijo de un antiguo sargento del ejército de Napoleón, que se había refugiado en el oficio de curtidor. Vivió hasta 1895.

Inició en 1839 la enseñanza secundaria en el Cóllege Royal de Besançon, y en 1842 hizo la prueba de admisión en la École Normale Superieure de París. A los 22 años, hizo el primero de sus descubrimientos claves sobre la configuración de los Cristales. Algo que le motivó a seguir con sus labores científicas. Él estaba convencido que la disimetría molecular era una de las características más importantes de los organismos vivos. Se trasladó a Dijon en Enero de 1848, y en 1853, consiguió sintetizar el ácido paratartático, cosa que le fue dando un mayor reconocimiento.

Luego se dedicó al problema de la fermentación, identificando los microbios agentes, aquellos que provocaban una reacción química (de la que entre otras cosas se conforma el alcohol). Además dio con el método que le permitiría eliminar las bacterias que aceleraban la degradación de tales alimentos fermentados. Por ejemplo solucionó en Francia el problema del avinagración del vino. El proceso consistía en elevar el líquido a grandes temperaturas, cuya aplicación se dio en alimentos tan comunes como la leche. Dicho proceso recibió el nombre de pausterización y proporcionaba la ventaja de dar más tiempo de conservación.

Sus descubrimientos sobre la transformación de la materia biológica fueron claves para tumbar las teorías de la generación espontánea, que defendían personas como Pounchet, director del Museo de Historia Natural de Rouen, quién afirmaba la posibilidad de la formación de la vida a partir de la materia inerte. Pasteur con sus descubrimientos logró demostrar lo contrario.

Más posteriores, sobre todo a partir de 1865, son las aportaciones en el campo de la medicina. Con ocasión de la solicitud de Dumas, sobre la epidemia de los gusanos de seda, fue forjando un eje de estudio en teorías sobre el origen microbiológico de algunas enfermedades. Sobre todo fue clave su descubrimiento sobre el origen del carbunco, una enfermedad que asolaba sobre todo al animal vacuno, lo que supuso un paso más allá de la investigación de Koch, otro científico famoso de la época.

Al haber identificado el origen, abrió la posibilidad de eliminar las bacterias y por lo tanto la cura a partir de las vacunas. Una solución para paliar los efectos de enfermedades letales para el ser humano hasta ese momento, como lo fuera la rabia.

Para finalizar este repaso a la vida de Louis Pasteur, debemos remarcar su incidencia en la historia y en la sociedad:

Su aportación más destacada fue la importancia de la microbiología, y el papel que desarrolla en el proceso de la vida humana, y como esto podía contribuir a una mejora de sus condiciones.

Un mejor control de las enfermedades que perjudicaban a animales o plantas, permitiría una mayor conservación de alimentos que iban a nutrir a una gran masa de población de las ciudades. Además, se contribuyó a mejorar las condiciones higiénicas, como el método antiséptico de Lister, aplicado en hospitales, evitando así la propagación de enfermedades contagiosas, sobre todo en intervenciones quirúrgicas.Tableau_Louis_Pasteur

No menos importante fue el conocimiento del germen causantes de las diversas enfermedades, y la creación de un cuerpo teórico, que permitió la creación de métodos de prevención y enfermedades en base a los estudios de inmunología y la creación de vacunas. En 1929, un científico Inglés apellidado Fleming patentó un nuevo método de eliminar las bacterias basadas en el uso de un hongo eficaz, la Penicilina.

Para concluir este punto, destacaría, la creación de un Instituto, que continuase la obra de Pasteur, que recibió su nombre, y que se inauguró en 1888, pero que ha ido ampliándose, como un centro de prestigio que elabora investigaciones científicas. Contribuyendo a esta era bactereológica iniciada por Pasteur y Koch. Y una curiosidad final más, Pasteur tiene 2020 calles con su nombre en su país de origen, sino que también tiene un cráter en Marte.

BIBLIOGRAFÍA

Babini, José., Historia de la Medicina, Gedisa editorial, Barcelona,                  2000

Dubós, R. J.: Pasteur 1-2 ,ed. Salvat, Barcelona, 1985

Haiward, John. 1965. Historia de la Medicina, F.C.E., México DF, 1965

López Piñero, Jose María., Breu Història de la Medicina, Alianza Editorial Madrid, 2000

Marcet, P. Y Sáez, J.M., Evolución histórica de la Salud Pública, en V.V.A.A: Salud Pública, Ed.McGraw-Hill Interamericana, Madrid, 1997, p. 11-12

Pérez Cobos, A., Protagonistas de la historia, editorial Difusora Internacional: Planeta ,Barcelona, 1990-1995

Serres, Michel,. Historia de les ciencias, Ed. Cátedra, Madrid,1998

[Revista electrónica] Boredename, Gui. << Louis Pasteur (1822-1895)>>. Sciencedirect, microbes and infection, vól 5, Issue 6. 2003 pp.553-560.

Un Saludo,

PaullusHistoricus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s