Arte y Segunda Guerra Mundial

Como viene dándose en diversos conflictos bélicos de gran envergadura a lo largo de la historia, han llegado a ser una huella en el modo en que aparecían las diversas expresiones artísticas, la Segunda Guerra Mundial no solo marcó un antes y un después, si no que se derivó a multitud de formas de abordar la reflexión del conflicto, e incluso de huir de las imágenes de los horrores de la guerra. En la siguientes líneas veremos una serie de pinceladas sobre el tema, conformando un esbozo del que poder profundizar.

Antes de la guerra hablamos de una Europa de las vanguardias, la de la primera mitad del siglo XIX, donde habían surgido una gran cantidad de corrientes que buscaban renovar y transformar una visión de arte tradicional y arcaica, que además había persistido a lo largo de los siglos. Una forma de innovar que se encontró con el obstáculo de los regímenes fascistas.

Visita Goebbels exposición arte degenerado 1937 Bundesarchiv, Bild 183-H02648 / CC-BY-SA

Visita Goebbels exposición arte degenerado 1937 Bundesarchiv, Bild 183-H02648 / CC-BY-SA

Lo que se conoce como Entartete Kunst o arte degenerado, como contraposición a un arte heróico y alemán. Los artistas tildados como degenerados fueron sujetos a sanciones en su ámbito profesional. Incluso se llegó a realizar una exposición montada en Múnich en 1937 donde se recogían algunas de estas obras colocadas de forma caótica y ridiculizándolas en sus carteles. Una exposición que viajó por diferentes lugares de Alemania y Austria generando una opinión contraria a este tipo de manifestaciones artísticas. Adolf Ziegler, de la Camara de Cultura del Tercer Reich lo definia como “productos enfermos de locura, la impertinencia y la falta de talento. Necesitaría varios trenes de carga para limpiar nuestras galería de esta basura. Una extensa lista de nombres conocidos como Marc Chagall, Edvard Munch, Emil Nolde, e incluso Pablo Picasso estaban bajo esa etiqueta.

El fin del conflicto de mayor impacto, supuso también que surgieran a la luz los horrores de la guerra. No solo la destrucción material realizada, sino por el gran número de pérdidas humanas, y no solo precisamente en batalla. La existencia de los campos de concentración fue la muestra de uno de los exterminios más despiadados que se recuerda.

Osario, Pablo Picasso, 1945

Osario, Pablo Picasso, 1945

Una vez finalizada la posguerra, una sucesión de imágenes, fotografías y documentales mostraban la crudeza del conflicto, y que a su vez inspiró a algunos artistas en su obra. Destacamos por ejemplo el conocido Osario de Picasso en referencia a los campos de concentración. También debemos mencionar a artistas que lo vivieron en sus propias carnes, como es el caso de Zoran Music.

Zoran Music, un pintor que procedencia eslovena, y que en 1944 fue apresado y conducido a un campo de concentración, concretamente el de Dachau, donde no solo sobrevivió, si no que plasmó en un centenar de bocetos (de los cuales solo se salvaron 36). En ellos se reflejaba escenas tan escalofriantes de cadáveres apilados o personas ahorcadas, entre otras escenas.

Zoran Music, 1945

Zoran Music, 1945

Poco después de ser liberado se trasladó a Venecia donde retomó su obra, aunque en un principio solorealizaría paisajes. No fue hasta pasados unos 25 años se decidiera a mostrar estos momentos en su serie de obras conocidas como No somos los últimos, sobre el recuerdo de esa tan traumática experiencia.

La II Guerra Mundial supuso una ruptura traumática en el modo de pensar y de conciencia europea, y tuvo una marcada incidencia en el modo de transmitir ese horror que habían tenido que experimentar. Aunque no todo se centró en eso, ya que en el arte se dieron nuevas formas de entenderlo y de ejecutarlo.

La ocupación de París por los alemanes desde 1941 y la persecución nazi de este arte en buena parte de Europa supuso el desmantelamiento de buena parte de la infraestructura y las redes de contactos de estas vanguardias, aunque ciertamente no consiguió neutralizarlas. Aunque si se dieron grandes transformaciones. Una vez finalizada la guerra, tenemos que el epicentro de innovación artístisca se ha desplazado desde la capital francesa hasta Estados Unidos.  Un país que consolida su papel primordial en la modernidad mundial y que sus artistas se quedan se quedan con ciertos aires de grandeza y optimismo que contrasta con la situación de recuperación de Europa tras la desolación.

pollock-1

J. Pollock

Los aires de renovación y el rechazo de las tradiciones y convenciones en el arte, ayudaron a equiparar la abstracción como un modo de peso de expresión artística. Este hecho deriva al nacimiento de lo que se conoce como expresionismo abstracto desarrollado en Estados Unidos a partir de artistas como J. Pollock y su Action Painting.

El rechazo de régimen nazi, y la rebeldía de ciertos artistas, provocó una emigración de grandes artistas europeos que se desplazaron al nuevo continente.

Véase pintura como también otros lenguajes artísticos como la arquitectura, algunos miembros de la Bauhaus se tuvieron que exiliar al otro lado del Atlántico por la persecución que desempeñó el gobierno nazi. Participaron entonces en una nueva arquitectura que rompía con lo más profundo de las tradiciones occidentales, y que dejaban mostrar una arquitectura con cierto compromiso social. Merece la pena mencionar a unos de los arquitectos que quedaron en Europa, Le Corbuisier diseñado para un colectivo social, y diversos proyectos que encajan en la concepción de este nuevo arte.  Además de llevar a cabo un estilo internacional como símbolo de esta modernidad.

Dicho esto me gustaría cerrar esta entrada con una serie de pequeñas reflexiones sobre la incidencia de la II Guerra Mundial en el arte:

En primer lugar, el triunfo de un nuevo arte que se asocia con la modernidad y el progreso. Luego se ve un triunfo del expresionismo abstracto, como una nueva forma de expresión alejada del mundo convencional, y que muy pronto tuvo que hace frente a las manifestaciones para la grandes masas. Y por último  que la reflexión sobre los horrores de la guerra ocasionó multitud de reacciones diversas y una variedad de manifestaciones artísticas sobre el tema.

En colaboración con QAH

Vía| Arte después de la Segunda Guerra Mundial; Preckler, A.M., (2003), Historia del Arte Universal de los Siglos XIX y XX , Editorial Complutense, Tomo II; V.V.A.A., (2011) El Arte del Siglo XX, Editorial Universitaria Ramón Areces.

Más Información| Arte degenerado

Imágenes| Exposición Munich , Osario Picasso , Zoran Music , Pollock

En QAH|  Especial 70 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s