Una pincelada sobre Vermeer

La historia del arte está llena de curiosidades y de autores que se antojan claves para entender su evolución.

Por ejemplo tenemos a Vermeer (Johannes Vermeer van Delft: 1632-1675) que fue uno de los pintores más reconocidos del arte Barroco neerlandés. Vivió en uno de los momentos de extraordinario florecimiento político, económico y cultural de aquellas provincias unidas de los Países Bajos.

La obra completa de Vermeer ronda en la actualidad la treintena, y destaca sobre todo por el carácter costumbrista de lo representado algún oficio o tarea diaria, y que acaba huyendo de la religión, que había monopolizado en gran medida las temáticas más representadas. Sería uno de estos autores que van mostrando ese cambio.

La joven de la Perla sería una de sus obras más reconocidas, y se trata de un retrato cuyo foco de atención sería la perla que lleva como pendiente. Es probable que se tratara de una tronie, una pintura que realizaban los artistas para demostrar su pericia, pero que a su vez aumenta el enigma sobre su identidad. Y es que dicha obra ha inspirado alguna que otra novela y película.

meisje_met_de_parel-1

La chica de la Perla, c.1665

Por otra parte está la conocida como Vista de Delft, en la que destaca el tratamiento de este paisaje urbano.

vermeer-view-of-delft

Vista de Delft, c.1660

Debemos señalar que en vida resultó ser un autor de éxito limitado, fue gracias a su redescubridor Théofilé Thore, un periodista y crítico de arte del siglo XIX, quien le dio el impulso definitivo.

Para finalizar os cito una de las obras que me llama más la atención y os invito a mencionar alguna obra de él que ya conozcáis o vuestra favorita. Además de compartir la entrada y os animo a conocer más sobre él.

vermeer_-_el_astronomo_museo_del_louvre_1688

El astrónomo, 1668

Un Saludo Cordial,

PaullusHistoricus

 

Anuncios

Un comentario en “Una pincelada sobre Vermeer

  1. […] Pero, ¿el rinoceronte, por qué? Para ello debemos hacer referencia a la obra de Los cantos de Moldoror del Conde de Lautréamont (Isidore Ducasse), finales del XIX. Entre otras cosas aparecen diversas transformaciones del creador, siendo la del rinoceronte la más “surrealista” de todas. Ese carácter irracional es lo que le fascinó a Salvador Dalí, qué introdujo como parte y lenguaje de sus interpretaciones, como por ejemplo cuando representó la obra de “La Encajera” de Vermeer. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s